Trasiego Wines y el proyecto de Empresa B

- Categorías : Noticias y Vinos
Vicente_Johnson_Enologo_TrasiegoWines

Vicente Johnson a su regreso de EE.UU. el 2015 decide crear junto a Bernardita Court, su señora, Trasiego Wines que nace como un actor “alternativo” de la industria tradicional vitivinícola, con el ideal de crear vinos auténticos que representen su propia expresión y carácter.

¿Por qué?

Una diferencia radical con este proyecto, y la fuente inspiradora del mismo, fue el cómo aprovechar el enorme activo existente de pequeños productores, dueños de pequeños predios, con mucha tradición vitivinícola y gran potencial de su materia prima para producir vinos que pudiesen comercializarse en un segmento de mejor calidad, contribuyendo con la imagen país, dándole el crédito a estos viñateros y su condición de artesanal, pero no dejando de ser productos de consumo masivo. Este modelo nos ha permitido pagar precios justos a nuestros proveedores, cultivando una relación de largo plazo y haciendo que sus negocios también mejoren en rentabilidad.

Por este fiel convencimiento en Diciembre pasado, después de harto trabajo logramos certificarnos como Empresa B y ser parte de un conjunto de empresas por el mundo que miden su impacto social y/o medioambiental.

                                                                                  Trasiegowines_Vinos

Empresas_B

¿Qué significa ser empresa B?

Es aquella que trabaja basando su éxito en el bienestar del ecosistema, tanto las personas como la naturaleza. El foco de la empresa no es únicamente maximizar el valor económico de ella, sino que también debe pensar en los posibles efectos que su funcionamiento pueden tener en el medio ambiente y las comunidades.

A casi 5 años de haber partido nos sentimos muy orgullosos de tener nuestros vinos a disposición de consumidores de EEUU, Brasil y por supuesto en Chile con nuestra marca Manos Andinas que además de provenir de pequeños productores son vinos de gran calidad proveniente de los mejores valles de Chile y con sentido

.

.

.

.

.